Pantalones para mujeres: una prenda con mucha historia

Los pantalones de mujer son algo más que una prenda de ropa. Durante mucho tiempo se convirtieron en un elemento reivindicativo para la igualdad de derechos. Y tras ser plenamente aceptados por la sociedad occidental, tuvieron una gran evolución como artículo de moda femenina. Por ello, en este artículo hacemos un breve repaso a la historia de esta prenda y a los tipos de pantalones de mujer que existen en la actualidad.


Historia del pantalón femenino: evolución

Muchas son las representaciones artísticas de la Antigüedad en las que se puede ver a una mujer con pantalones. De ello se deduce que, desde tiempos inmemoriales, esta prenda podía usarse indistintamente por ambos sexos, por cuestiones principalmente de comodidad o incluso de liturgia. Así puede verse, por ejemplo, en piezas de cerámica de la Antigua Grecia.

Sin embargo, con el paso del tiempo esto fue cambiando y, hasta hace relativamente poco, el pantalón pasó a considerarse una prenda masculina que sólo podían usar los hombres. De esa manera, las mujeres se vieron obligadas a vestir exclusivamente prendas catalogadas como femeninas, por ejemplo vestidos o faldas. Numerosos países dictaron leyes institucionalizando este hecho, mientras que en otros lugares permaneció como una norma no escrita pero profundamente enraizada en la cultura local.

El pantalón de mujer como elemento reivindicativo

La obligación de llevar vestidos o faldas suscitó numerosos actos de rebeldía por parte de las mujeres, oponiéndose a ello como forma de reivindicación de la libertad para vestir según sus criterios y no según los dictados de la sociedad. La mayoría de estos gestos o pulsos a la normas establecidas se comenzaron a producir a partir del siglo XIX, en muchos países del mundo.

A la cabeza de este movimiento se situaron mujeres sufragistas y abolicionistas, defensoras de los derechos de la mujer, como Elizabeth Cady Stanton, Susan B. Anthony, Mary Edwards Walker y Lucy Stone, en Estados Unidos. Más adelante, ya en el siglo XX, el ejemplo lo siguieron otras muchas activistas, como las mexicanas Adela Velarde Pérez o la artista Frida Khalo, al igual que otras muchas a uno y otro lado del Atlántico.

De hecho, las dos Guerras Mundiales de la pasada centuria fueron decisivas en el avance de los pantalones para mujeres, pues muchas de ellas tuvieron que llevarlos en sus trabajos de retaguardia, a menudo en el sector industrial. A ello también contribuyeron ciertos deportes, como el ciclismo, totalmente incompatibles con faldas o vestidos.

Desde mediados del siglo XX, la reivindicación de usar pantalón por parte de la mujer se hizo imparable, con las actrices de Hollywood a la cabeza. Una aceptación que chocaba frontalmente con normativas que han seguido vigentes hasta hace relativamente poco, pero que al final fueron felizmente superadas porque la costumbre popular las volvió papel mojado, como es el caso de la derogación en 2010 de una ordenanza municipal de París que prohibía el pantalón entre las mujeres.

El pantalón de mujer como artículo de moda

Precisamente Francia ha jugado un papel fundamental en el desarrollo de los pantalones de mujer de moda. Si bien se considera los bloomers o bombachos como el precursor de esta prenda, allá por el siglo XIX, fueron dos grandes figuras de la alta costura quienes dieron el impulso definitivo a esta tendencia.

La primera, cómo no, fue Coco Chanel, una de las primeras en dar al pantalón masculino un corte diferente para adaptarlo a la figura femenina. Y la segunda, el diseñador Yves Saint-Laurent, con su mítico look Le Smoking en 1966.

Para entonces se estaba haciendo cada vez más habitual ver a mujeres en vaqueros, pues el boom de los jeans alcanzó también al catálogo femenino, especialmente como artículos icónicos de subculturas como el movimiento hippie o las diferentes variantes del rock.

Tipos de pantalones para mujer en la actualidad

Ya en la actualidad, los pantalones para mujer son una prenda indispensable, que se adapta a ambientes y estilos muy variados. A continuación hacemos una breve mención a los principales pantalones de moda para mujer hoy en día.

Pantalones rectos

De corte recto desde la cintura al tobillo, este tipo de pantalones de moda son muy habituales en mujeres, especialmente en looks formales, como por ejemplo para ir a la oficina. Suelen elaborarse en tejidos suaves y elegantes, como el lino.

Pantalones de pitillo

Son los más ajustados y van completamente ceñidos a la pierna de la mujer, desde la cintura hasta el tobillo. Sus tejidos más habituales son el cuero y el denim, aunque pueden elaborarse con cualquier punto elástico en general.

Pantalón baggy

Tienen una inspiración oriental, pues son todo lo contrario a los anteriores: se caracterizan por su volumen y estilo vaporoso, ajustados a la cintura y al tobillo para mayor comodidad. Es habitual que presenten diseño estampado.

Pantalones de campana

Esta prenda se convirtió en un auténtico boom durante los años 70, gracias a que apostaron por ella diseñadores como la británica Mary Quant. Tuvieron un ligero revival en los años 90 y en la moda actual de mujer también tienen cabida, especialmente en los looks más vintage.

Pantalones capri

Son pantalones femeninos que se caracterizan por un largo que cae a mitad de canilla. Son sinónimo de vacaciones, pues de hecho reciben el nombre de una isla italiana, donde se popularizaron a mediados del siglo pasado.

Pantalones Palazzo

Muestra características de otros pantalones ya mencionados: son de corte recto, pero tienen un ancho de cadera XL, logrando un acabado muy voluminoso.

Pantalones short

Pantalones cortos que dejan al descubierto prácticamente todo el muslo. Son muy habituales las versiones jeans, aunque también los hay de otros tipos.

Otros pantalones

Hay otros muchos tipos de pantalones de mujer que, aunque no son exclusivamente femeninos, sí son muy habituales también. Es el caso de los cargo, las bermudas, los boyfriend y un largo etcétera.


No se encontraron resultados.

Deja un Comentario

Tu email no será publicado